Carpetas y documentación a la basura, computadoras que van, muebles que vienen… Así comenzó la semana en el Concejo Deliberante, en un mes que tendría poco movimiento legislativo. ¿Rezonificación? Por ahora no.


Por Gustavo García

Cambiemos Escobar comenzó el fin de semana largo luego con una sonrisa. Se quedó por primera vez con la vicepresidencia del Concejo Deliberante, con otros cargos y lograron, en conjunto con el massismo y el sandrismo, que el oficialismo se quedase sin puestos de vanguardia en el legislativo.

Esta semana hubo mudanzas dentro del recinto. Cambiemos se pasó a la oficina más grande que tiene la entidad de la calle Asborno, en un marco de risas y camaradería entre otros bloques, sin la tensión del miércoles pasado, donde al aire se cortaba con un cuchillo…

publicidad.jpg

Amén de cuestiones mobiliarias, las tensas negociaciones de Cambiemos en alianza (parcial) con otras bancadas hicieron que los concejales de Unidad Ciudadana, junto a Javier Rehl, se retiraran con las manos vacías del recinto. Se peleó primero por la presidencia (Pablo Ramos), luego por la vice (Patricia de la Cruz) y después por la Secretaría Administrativa, donde la idea era la continuidad de Edgardo Kutner, hombre que ya demostró capacidad en su puesto. Pero claro, acá se hablaba de política y no de méritos.

Al irse los seis ediles de UC (Ramos, Durán, De la Cruz, Battistiol, Serruya y Toledo), el reparto de cargos fue para menos manos. Allí, Leandro Costa juró como vicepresidente. El primer candidato de Cambiemos colocó además a Hernán Lando como secretario de Desarrollo Institucional y a Yésica Avejera, como subsecretaria.

Además de dar el guiño para otros puestos, como el de Luis Balbi en la Secretaría Legislativa, quien responder al tándem Blanco-Guzmán.

Por ahora se frenaron la presentación de expedientes del oficialismo, como algunos cambios de zonificación. Si pasa, sería antes de Navidad, pero sin el movimiento fuerte de otros diciembres. Con el Presupuesto, la Fiscal y la Tributaria aprobados sin problemas en noviembre, el último mes del año en el Concejo Deliberante comenzó muy fuerte pero ya no habrá acción importante en el mes, dejando las chicanas, debates y roscas habituales para después del verano.

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*