Hugo Cantero, a días de culminar su mandato como concejal, dialogó con EL NUEVO DIGITAL DE ESCOBAR, donde hizo un repaso de los últimos cuatro años como legislador, donde encabezó una lista, fue precandidato a intendente, presidente del HCD y perdió a sus padres.


Por Gustavo García

Habla despacio, pensando cada respuesta. Siempre analizando la situación, tanto para esta entrevista, para debatir en el Concejo Deliberante, donde lo tuvo como gran protagonista en este último mandato, como para una charla informal. Esa característa la mantiene siempre.

Para sorpresa de muchos, en 2013 encabezó la lista de concejales del FpV en el Partido de Escobar, situación suele recaer mayormente en candidatos de Belén o Garín. Luego de ocupar el tercer lugar en las PASO, la situación mejoró en octubre y quedaron en segundo lugar, en un contexto donde el massimo superó la mitad de los votos (con la lista oficialista de Germán Maldonado y la colectora de Leandro Costa).

publicidad.jpg

En 2015 fue precandidato a intendente pero se bajó para acompañar la gran campaña de Ariel Sujarchuk, quien lo eligió en diciembre para suceder a Elio Miranda en la presidencia del Concejo Deliberante. Pero la aventura duró poco y a finales de enero lo sacaron.

Primero su padre y luego su madre fallecieron en estos últimos años, golpes que laboralmente lo afectaron. Sin embargo a lo legislativo le sumó también la coordinación de la Unidad de Gestión Comunitaria N° 15 en su Maquinista Savio de siempre, la dirección del Centro Comunitario Padre Mugica y sin dejar de lado la vicedirección de la Escuela Técnica N° 3 Eva Perón. De todo.

 

¿Qué balance hacés de estos últimos cuatro años?

«Fueron cuatro años muy intensos, caracterizados por mucha labor frente a la adversidad. En 2013 le pelea que se dio en una situación muy particular de la Provincia y del País. En Escobar, recuerdo que se compadecían del rol que me tocaba, sin embargo se realizó una gran elección y gran parte de ese grupo de compañeros todavía están, algunos acompañando al intendente y otros en posiciones distintas. De 2015 a la actualidad el escenario fue aún más adverso, redoblando esfuerzos y siempre de pie. La pérdida de mis padres también se dio en estos años y eso me golpeó mucho. Sin embargo, aquí estamos. Llevo lo mejor de ellos».

 

¿Cuál sería tu función luego del 10 de diciembre?

 

«Aún no está definida la función a partir de diciembre, pero seguiremos colaborando con el intendente en lo que esté a nuestro alcance».

 

¿Qué cambios más profundos notás de tus primeros dos años como concejal con los últimos dos?

 

«De 2013 a 2015, pese a la adversidad electoral se contaba tanto con el gobierno nacional como el provincial se avanzaron en reformas a favor del pueblo. A partir de 2015, sobre todo desde la asunción del gobierno neoliberal de Macri vemos un fortalecimiento de los poderosos de siempre y dispersión de la oposición lo que les permitió avanzar en cuestiones que lamentablemente siempre practican este tipo de gobierno como es el caso de enorme endeudamiento. Es más, la deuda externa es su talón de Aquiles y su único plan. Tras recibir un país desendeudado vuelven a la tutela del FMI: tarifazos, pérdidas de computadoras para los jóvenes estudiantes, medicamentos para jubilados, apertura de importaciones. Todas medidas que las vimos con Martínez de Hoz y con Cavallo que sabemos, lamentablemente, como termina el pueblo con estas decisiones. Más allá de ello, en lo local, se pudo llevar adelante una interesante gestión que permitió poner de pie a este municipio y realizar muchas tareas pendientes para nuestra comunidad».

 

A la distancia, ¿qué pensás de tu breve paso por la presidencia?

 

«Fueron días complejos en los que se dio un escenario legislativo volátil y adverso que terminó por desestabilizar la conducción formal del Cuerpo. Pero eso ya fue. Experiencia al fin. Lo importante fue saber superar ese momento. Tomé una decisión que fue arrancar nuevamente de atrás, como corresponde. Con humildad, decisión y trabajo».

 

¿Qué análisis hacés del triunfo a nivel local y la derrota provincial?

 

«La elección se nacionalizó y en ese terreno tuvimos que enfrentar la máxima concentración de poder en muchas décadas: el poder economico, el gobierno del Estado Nacional, la familia judicial y sobre todo la concentración de la casi totalidad de los medios de comunicación que apoyan y operan con distintos grados de disimulo (a veces con ninguno) en favor de Cambiemos y sus candidatos. A pesar de todo eso, logramos que Escobar siga siendo un territorio de resistencia frente al embate neoliberal de exclusión, gracias por un lado a la gran gestión del intendente y por otro a que una parte importante de la población fue leal a un proyecto que otorgó derechos y comprendió que la propuesta de Cambiemos es y será destruirlos».

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*