En la madrugada de hoy, más exactamente a las 3.15 hs, Mónica Patricia Tizera, de 51 años, escuchó ruidos extraños en el exterior de su casa ubicada en la calle Padre Perna al 1700 de la localidad de Garín, por lo que de inmediato se comunicó al 911 y éste al móvil a cargo de los oficiales Benítez y Olmedo, quienes al llegar al domicilio constataron que se trataba de un bebé varón recién nacido, que había sido depositado en una bolsa de nylon blanca.

Tras el horror del hallazgo, trasladaron a la criatura a la UDP de Garín y luego al Hospital Erill de Escobar, donde se encuentra fuera de peligro. Por su parte, Tizera acompañó a los efectivos a la seccional policial para realizar la correspondiente denuncia.

En la UDP el bebé ingresó a las 4 de la mañana y fue atendido por la doctora Paola Espada y todo el equipo de emergencias. Se estableció que tenía apenas dos horas de vida y que había nacido de un embarazo a término, ya que presentaba talla y peso normal. En el lugar también se le realizaron todos los estudios de atención primaria, focalizados en normalizar la temperatura corporal del bebé, que presentaba un cuadro de hipotermia que podría haberle provocado complicaciones graves. Así, el bebé fue estabilizado rápidamente y desde la UDP se solicitó una ambulancia del SAME para su traslado al hospital Erill, donde quedó en observación en neonatología, aunque ya fuera de peligro.

Más tarde, alrededor de las 4.30 hs, la UDP de Garín recibió a una mujer que, según información brindada por los médicos de turno, podría ser la madre del recién nacido hallado, ya que presentaba una importante hemorragia post parto. Se trata de Mariana Gabriela Sánchez de 21 años, quien resultó aprehendida por el delito de abandono de persona, quedando a disposición de la justicia a través de la comisaría de Garín, a cargo de Walter Manrique.

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*