Esteban Colley, Daniel Bufelli y Gonzalo Fuentes fueron los oradores en el marco de un expediente presentado por Cambiemos, donde se pide que los municipales de Escobar cobren el salario mínimo, vital y móvil.


Por Gustavo García

Lo único que hizo ruido (y hasta ahí) en la última sesión legislativa fue el debate por el sueldo de los empleados municipales de Escobar. Ni Milagro Sala, ni elecciones ni la licencia de Leandro Costa. Cortita y al pie.

El primer proyecto que se trató fue el expediente 17.532, presentado este año por el bloque de Cambiemos. El texto estuvo en el Poder Ejecutivo que se expidió sobre el asunto. El ahora presidente de la bancada macrista, Esteban Colley, destacó que el objetivo es «garantizar a los trabajadores el salario mínimo, vital y móvil».

publicidad.jpg

El abogado oriundo de Ingeniero Maschwitz recordó distintas reglamentaciones y mencionó que la Ley 14.656 no «nada dice cómo deben adecuarse los trabajadores que no alcanzan las 48 horas semanales», pero sí que la Ley 20.744 de contrato de trabajadores privados «tiene resuelta esta cuestión. Dice que el trabajador que labora dos terceras partes de las 48 horas debe cobrar la remuneración de jornada completa».

El edil dijo que «además de ser una obligación legal garantizar el pago completo es una obligación moral, que es mucho más importante que cualquier previsión legal. Hay que cubrir lo esencial de los que menos tienen; acá existe una necesidad, existe un derecho, solo resta la voluntad de los concejales de hacerlo efectivo».

 

En carpeta

 

El portavoz del oficialismo dentro del recinto legislativo como siempre fue Daniel Bufelli, quien recordó que «se está conformando con los distintos gremios una comisión para trabajar el salario mínimo, vital y móvil».

El garinense contó que «en octubre se incorpora un 10% al básico municipal, pasamos a cubrir esa necesidad pero no tenemos que olvidarnos que cuando el DE planteaba la necesidad de un aumento del 20% fueron reiterados los llamados de la gobernadora al intendente diciendo que era una locura».

Ya en el plano político, Bufelli declaró que «supuestamente la inflación sería de entre un 15 y un 17%, cuando ya veníamos de un 45% del año anterior. La realidad de hoy, ese 17 no se cumplió, ya sobrepasamos el 25 y Dios no quiere que se llegue al 27».

«Muy pronto trataremos el presupuesto 2018 donde también discutiremos el aumento a los trabajadores municipales. Hay una preocupación del Departamento Ejecutivo sobre el tema», amplió.

El massista Gonzalo Fuentes mencionó finalmente que «uno se pone muy contento que el oficialismo tenga vocación por mejorar el salario, ojalá esa vocación se de también a nivel nacional», chicaneando luego por, entre otras cosas, el aumento del combustible.

Finalmente la votación (nominal) arrojó que el expediente siga en Comisión, por 16 votos contra 6.

Compartila en las redes

Deja una respuesta

Su Email no será publicado

*