Hubo representantes de la comunidad japonesa, como así también el presidente de la asociación, de la Fiesta de la Flor y funcionarios. Se inauguró en agradecimiento a la hospitalidad brindada por el pueblo de Escobar.


Esta semana hubo festejos por los 48 años del Jardín Japonés de Escobar, todo un símbolo de Belén, como así también para la comunidad del gigante asiático que está asentada en este distrito desde hace décadas.

El predio de la calle Alberdi fue inaugurado en 1969, en conmemoración del cuadragésimo aniversario de la llegada de inmigrantes japonesa a la ciudad. Para la celebración formaron parte el presidente de la Asociación Japonesa de Escobar, Alfredo Hiki; el presidente de la Fiesta Nacional de la Flor, Tetsuya Hirose; autoridades del Jardín Japonés de la ciudad de Buenos Aires,la candidata a diputada nacional Laura Russo, el presidente del Concejo Deliberante Pablo Ramos y miembros de la colectividad residentes de nuestro distrito.

En el breve acto, se realizó además un recorrido por el parque de 2500 metros cuadrados ubicado en Spadaccini y Alberti, en Belén, y que es una de las principales atracciones turísticas de Escobar.

Este hermoso parque fue inaugurado el 4 de octubre de 1969 con motivo de la conmemoración del cuadragésimo aniversario de la llegada de inmigrantes japoneses a esta ciudad y en agradecimiento a la hospitalidad brindada.

Las farolas y los peces fueron traídos de Japón. Por el estilo de construcción es único en Latinoamérica. El Jardín es de tipo clásico, llamado “Tsukiyama Sansui” (montaña-agua), también se lo denomina “Ikeniwa” (lago-piedra). En forma general, representa a la naturaleza en escala reducida y posee una superficie de 2.500 m2

 

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*