En este caso, se trata de la mano derecha de Jorge “Acero” Cali. Miguel Beláustegui había destacado en abril que la relación entre el municipio y Consultario “esconde oscuros intereses”. Nuevo cachetazo político para el “calismo”, que sigue en caída libre.


Por Gustavo García

Se puso de moda la judicialización de la política, está claro. Estrategia que debe fundamentarse en el humo que se genera dentro del denominado “Círculo rojo” una vez presentada la denuncia en cuestión, ya que luego nunca prospera, máxime si el expediente en sí es un mamarracho jurídico.

La fiscal Mabel Moretti, del UFI N°1 de Zárate Campana desestimó la denuncia de Miguel Beláustegui, conocido partener del concejal “Acero” Cali, quien tuvo sus meses de gloria cuando el exluchador fue presidente del Concejo. Con mucho ruido a cuestas, el oriundo de San Fernando también fue funcionario municipal en el inicio de la gestión Guzmán. Walter Blanco lo trajo, y el mismo jefe de Gabinete lo echó.

En abril de este año, Beláustegui firmó una denuncia bien redactada por su abogado, donde denunciaban a Sujarchuk de ” abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y violación de Tratados celebrados con Naciones extranjeras. Asimismo se infringen las figuras de defraudación a la administración pública y presumible cohecho de los funcionarios y empresarios ligados al convenio fraudulento”, según reza el expediente que el propio letrado se encargó de enviar a los medios.

En el extenso y curioso escrito, el residente del coqueto barrio Haras Santa María cuestionó el valor de unas tierras que vendió la comuna a Consultatio SA. “Resulta inverosímil que semejante convenio que involucra no solo tierras del Municipio sino montos absurdos se concrete con tanta lucidez y celeridad. Es evidente que detrás del mismo se esconden los intereses codiciosos del Intendente que en lugar de ejercer su función con una actitud política correcta la ejecuta para enriquecerse ilícitamente”, lanzó.

Beláustegui citó a la Carta Magna, a Ricardo Lorenzetti, al director ejecutivo de Asociación por los Derechos Civiles, Dr. Roberto SABA,  y hasta pidió que declararasen el periodista de La Nación Hugo Alconada Mon, la diputada Elisa Carrió y al ex campeón de kick boxing Jorge Cali. Un chino.

La fiscal terminó desestimando esta causa, dijo que los tiempos fueron los correctos (Beláustegui habló de acuerdos “entre gallos y medianoches”) y archivó una de las tantas acciones judiciales que rodean a la política. Y además, otra de las denuncias contra Ariel Sujarchuk que fueron rechazadas.

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*