• punta-querandi-1.jpg
  • punta-querandi-2.jpg
  • punta-querandi-3.jpg
  • punta-querandi-4.jpg
  • punta-querandi-5.jpg
  • punta-querandi-6.jpg
  • punta-querandi-7.jpg
  • punta-querandi-8.jpg
  • punta-querandi-9.jpg
  • punta-querandi-10.jpg
  • punta-querandi-11.jpg
  • punta-querandi-12.jpg
  • punta-querandi-13.jpg
  • punta-querandi-14.jpg
  • punta-querandi-15.jpg
  • punta-querandi-16.jpg
  • punta-querandi.jpg

Tras los atentados, el “Ara Pyahu” se celebró por primera vez en el Opy el domingo 24 de septiembre con más de un centenar de personas que participaron de la fiesta del Ara Pyahu que finalmente se pudo realizar en el Opy, tras los dos atentados que sufrió este espacio ceremonial durante el 2016.


La celebración estuvo marcada por la amenaza de desalojo que sufre la comunidad indígena Punta Querandí por un juicio iniciado por el empresario inmobiliario Jorge O’Reilly (EIDICO), quien representaría a los intereses económicos que ya han destruido miles de hectáreas de humedales, campos, parajes y enterratorios de pueblos originarios con la construcción de mega emprendimientos de barrios privados.

“Este es el primer Opy en Buenos Aires, lo logramos con la comunidad de Punta Querandí y para mí fue emocionante”, señaló Reinaldo Roa del Consejo de Ancianos del territorio arqueológico ubicado en la desembocadura del Arroyo Garín en el Canal Villanueva, el límite de Dique Luján (Tigre) con Ingeniero Maschwitz (Escobar), a 50 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

A las 13 horas se realizó una ronda de bienvenida frente al Museo Autónomo de Gestión Indígena,  lugar donde se cuenta el pasado y el presente del territorio, y se exhiben piezas de vasijas de mil años de antigüedad. Luego caminaron unos cien metros hasta el Opy, donde guiaron la ceremonia Reinaldo Roa y Gladis Roa, abuelos del pueblo guaraní. “Hoy fue una de esas jornadas inolvidables, lo que más me llamó la atención fue el respeto y la seriedad de las personas que vinieron a visitarnos, estuvieron todos hasta el final”, expresó el qom Alberto Aguirre. Por su parte, Jésica Zalazar, una de las mujeres jóvenes de la comunidad, agregó: “Fue hermoso, culminamos un ciclo de mucho esfuerzo teniendo en cuenta que lo tiraron abajo y lo volvimos a levantar tres veces. Todas las personas que nos acompañaron estaban muy conectadas. Lo comunitario más presente que nunca”.

Soledad ‘Jasuka’ Roa manifestó: “Una señora agradeció porque nosotros cuidamos la historia y eso me llevó a pensar que no sólo la cuidamos sino que tratamos de recuperar la cultura. El Opy nos viene a dar esa fortaleza espiritual, tanto nosotros como comunidad como a todas las personas que vinieron y que van a venir en el futuro. Es muy importante por la situación que está el mundo hoy en día”.

Una vez concluida la ceremonia, donde además se le dio el nombre guaraní a una persona muy cercana de la comunidad, disfrutaron de un exquisito bori bori (plato de la cultura guaraní) y luego de algunos ajustes, comenzó la música a cargo de la banda, Wayra Puni, a lo que se sumaron las danzas del grupo “Sopa de Piedras” del taller cultural de La Cava, del partido de San Isidro. Wayra Puni hizo varias interpretaciones, recorriendo varios géneros de la región sudamericana, con algunas pausas para que varios referentes y vecinos expresaran algunas palabras.

Valentín Palma Callamullo, del pueblo kolla y del Consejo de Jóvenes de la comunidad, nos comentó: “Hoy demostramos que no van a poder porque no pueden tocar lo más importante: nuestra conexión con los ancestros, es una relación concreta, generamos ese puente, hablamos con ellos y los abuelos entienden que estamos al servicio de defender su dignidad. Así como hace un año nos pegaron y pensaron que nos hacían retroceder, hoy demostramos que estamos fuertes para resistir lo que sea”.

Hubo varios oradores en la ceremonia, una de las primeras en hablar fue Gladis Roa, luego fue el turno de Bruno Jelencovich de la Comisión de Derechos Humanos, Pancho Soáres, Alfredo More, secretario del bloque del Frente para la Victoria de Tigre; Rita Maneyro del Club de Remo y Naútica Belén de Escobar (CRNBE), quien difundió la travesía que tendrá lugar este sábado 30 de septiembre desde el Paraná de las Palmas hasta Punta Querandí; Leni Lachs, una vecina de Tigre que durante muchísimos años ha sido parte activa de la lucha de Punta Querandí; luego un grupo de mujeres de “Autoconvocados de Plaza Alem” de San Martín, y el testimonio Lulú de la Biblioteca 20 de Diciembre de Escobar quien el año pasado en la ceremonia del Ara Pyahu había presentado a su beba recién nacida. También habló Lucas del Colectivo Cultural de Maschwitz. Una de las últimas voces que se escuchó fue la de Sole Olmos, vecina de Rincón de Milberg (Tigre) que focalizó en la situación de los presos políticos indígenas en la Argentina y la importancia de la prórroga de la ley 26.160, que suspende los desalojos de comunidades y ordena censar los territorios de los pueblos originarios.

El cierre de la actividad fue cerca de las 18 horas con una ronda, donde muchos tuvieron la posibilidad de hablar, en un momento muy emocionante y festivo que concluyó en un grito colectivo: Aguyjevete (saludo y agradecimiento espiritual guaraní).

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*