La entidad de la calle Estrada realizó con voluntarios un informe el día de las PASO, sobre cómo era el contexto para los vecinos con capacidades diferentes. En las Generales recogerán más datos al respecto.


La Defensoría del Pueblo de Escobar llevó adelante un informe sobre accesibilidad a la hora del voto, con datos que obtuvieron el día de las elecciones. La institución participó con voluntarios y la propia Rocío Fernández a la cabeza.

La accesibilidad para personas con discapacidad tuvo distintas características: si bien en un 40% de los establecimientos el ingreso se encontraba a nivel, en más de un 70 % se observó falencias arquitectónicas en relación a la accesibilidad.

Es dable destacar que en todos los establecimientos se dieron las siguientes circunstancias: si bien los COA contaban con todas las boletas oficializadas, el bolsín del correo no contenía los dispositivos especiales para facilitar el sufragio de las personas ciegas y con disminución visual. Se trata de un bolsillero transparente que contiene las diferentes boletas, por separado. Cada bolsillo tiene etiquetas en números arábigos, identificables al tacto, con las opciones de los diferentes partidos políticos.

“En ninguno de los establecimientos se reservó estacionamiento vehicular para personas con discapacidad. Si bien el acceso a los sanitarios en la mayoría de los casos es de fácil acceso, más del 60% no cuenta con baños para personas con discapacidad”, comentaron desde la Defensoría del Pueblo.

Y destacaron que entre las acciones a futuro, para las elecciones generales del 22 de octubre, se realizará el Observatorio sobre la totalidad establecimientos designados para la realización del comicio, indagar acerca de cuáles son, qué magnitud y gravedad son los problemas que surgen con mayor frecuencia el día de las elecciones en los establecimientos enrelación a accesibilidad de personas con discapacidad.

“El relevamiento servirá de insumo para la formulación de recomendaciones destinadas a mejorar la equidad, la transparencia y la integridad de los procesos electorales. Se trata de una experiencia enriquecedora de la vida democrática. Y debe llevarse a cabo toda vez que se vea potencialmente vulnerado el derecho de cualquier habitante a sufragar. Si una democracia no garantiza los derechos ciudadanos de sus sectores vulnerables, podemos considerarla como una democracia restringida”, analizaron.

publicidad.jpg
Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*