Si bien al momento de redactarse esta nota la nueva hipótesis está siendo investigada, todo indicaría que la avioneta perdida la semana pasada tras despegar del Aeropuerto de San Fernando, podría haber caído en el Partido de Escobar o muy cerca, ya en zona de Campana.


La pequeña aeronave, con tres pasajeros a bordo, se encuentra desaparecida desde el lunes 24 de julio y desde entonces es intensamente buscada por aire, tierra y agua en toda la región.

En la tarde del martes un vecino de Escobar estableció contacto a través del 911 con autoridades policiales e informó que el día del siniestro, en horas coincidentes con el mismo, escuchó una fuerte explosión en la zona del Arroyo Las Rosas, entre los ríos Paraná y Luján y que luego se vio una densa columna de humo.

Poco después arribaron a nuestra ciudad investigadores del accidente, quienes se entrevistaron con otro vecino, amigo del testigo, quien confirmó la versión.

Esta ubicación resulta coincidente con los datos barajados inicialmente, ya que la aeronave perdió contacto con la torre de control de San Fernando seis minutos después del decolaje, lo que permite efectuar un cálculo de aproximadamente 17 kilómetros recorridos.

La avioneta desaparecida (un turbo hélice bimotor marca Mitsubishi matrícula LV MCV) tenía previsto realizar un viaje hasta Las Lomitas, en la provincia de Formosa y pertenecía a la empresa agropecuaria Aibal S.A, de Bragado, y estaban al comando los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega, ambos oriundos de Lincoln. Si bien fueron analizadas hipótesis de la presencia de un cuarto pasajero, oficialmente sólo se habla como tercer ocupante a Matías Aristi, hijo del propietario de la compañía agraria.

Inicialmente el operativo de búsqueda se centró en las inmediaciones del arroyo Dorado y el río San Antonio. Versiones de isleños afirmaron haber escuchado explosiones en la zona motivando que las operaciones de búsqueda se orientaran en adyacencias a los ríos Capitán y Toro, pero no arrojó resultados.

La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) ratificó el pasado sábado que amplió la zona de búsqueda de la avioneta desaparecida y señaló que la nave es buscada en distintas zonas de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, incluso con ayuda de Uruguay.

El nuevo dato orientará a un rastrillaje más profundo en nuestra zona, el que comenzaría en las primeras horas del miércoles. Probablemente incluya la búsqueda de nuevos testimonios de moradores de la región, que permitan orientar aún más a las autoridades, tras la comunicación del escobarense registrada en la jornada de ayer.

Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*