Hace ya un año que Escobar no tiene físicamente a Martín Scaldaferro, quien fuera asesinado en una violenta entradera el 12 de agosto de 2016, en la puerta de su casa sita en San Lorenzo al 400 de Belén de Escobar.


El luctuoso hecho se produjo cuando intentaba escapar para dar aviso a la policía. Su padre también resultó herido al intentar defender a su hijo.

Los malvivientes lograron ingresar al domicilio y de allí tomaron el cuchillo de cocina con el que hirieron a Gerardo Scaldafferro y dieron muerte a Martin, de solo 16 años.

Si bien a esta altura los presuntos homicidas están identificados como Daniel Cardozo y Carlos Maro (este último con frondoso prontuario aún siguen prófugos.

El crimen que conmovió a todo escobar ya lleva un año sin que se produzcan novedades a pesar de las marchas multitudinarias pidiendo justicia por Martin.

Lo más grave es el sentimiento de los familiares que temen que, de continuar así, el crimen quede Impune.

publicidad.jpg
Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*