A poco más de un año del crimen que conmocionó a todo Escobar, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires ofrece una recompensa de entre 50.000 y 150.000 pesos a quienes aporten datos sobre Daniel Omar Cardozo Bustamante, oriundo de José C. Paz.


Un año de dolor, un año de impunidad. Meses después del hecho, de marchas, reclamos, y un vacío que no se llena, la familia de Martín Scaldaferro decidió vender la casa de la calle San Lorenzo donde vivieron toda la vida. Una manera de intentar dejar atrás el pasado.

El 12 de agosto del año pasado, al escuchar los gritos en la vereda de la casa a la que había entrado para llevarse una caja fuerte, tomó un cuchillo de la cocina y corrió hacia el frente. A un costado de la entrada de autos vio cómo uno de sus cómplices, vestido con la camiseta número 8 del Barcelona, forcejeaba con un adolescente y con un hombre mayor. El asaltante no lo dudó: en sólo 12 segundos hirió de un puntazo a Gerardo Scaldaferro, el dueño de casa, de 53 años, y hundió el cuchillo en la espalda de Martín, de sólo 16.

Antes de huir en el sentido contrario al tránsito y abordar el Honda City gris en el que lo esperaba otro delincuente, el asesino dejó a Martín malherido encima del pasto y con el cuchillo clavado en la espalda. Ayudado por su padre -que sangraba por el puntazo que había recibido-, su hermano y su primo, Martín pudo llegar aún con vida al hospital situado a dos cuadras de su casa. Allí fue atendido y operado. Pero luego de sufrir dos paros cardíacos, murió.

Al lado de la vivienda donde ocurrió el crimen funciona el negocio familiar dedicado al alquiler de vajilla que el padre de Gerardo Scaldaferro instaló hace medio siglo. El padre de la víctima estaba en el local cuando escuchó los pedidos de auxilio de sus hijos, alertándole que habían entrado ladrones en la casa y que los perseguían.

Segundos antes, el hermano mayor de Martín había salido de la casa. Atrás suyo iban Martín, vestido con bermudas, y su primo. Los seguían dos de los tres ladrones, uno de campera azul y gorra blanca y el otro, con la 8 del Barcelona.

Gerardo salió del negocio e intentó reducir al ladrón de la campera azul, mientras que Martín se trenzó con el de la camiseta del Barça. En ese momento salió el tercer delincuente. Llevaba un cuchillo que tomó de la cocina de las víctimas e hirió en las costillas al dueño de casa. Mientras Martín peleaba, ese mismo asaltante lo apuñaló por la espalda, a traición.

La dramática secuencia fue grabada por la cámara de seguridad instalada en la casa de la familia Scaldaferro, que fue aportada a los policías de la comisaría de Escobar pocas horas después del sangriento episodio.

 

Recompensa por datos

En las últimas horas, el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires emitió un comunicado en el que ofrece formalmente una recompensa, que oscila entre 50.000 y 150.000 pesos a aquellos que aporten datos de Daniel Omar Cardozo Bustamante, un sujeto de 43 años oriundo de José C. Paz.

El individuo es sindicado como el autor material del hecho, quien participó del robo junto a Juan Emilio Bouchard, Carlos Alberto Maro y Jorge Daniel Alfaro. Ese día acudieron todos, cada uno con su rol, en el fatídico suceso en San Lorenzo 443.

Cardozo Bustamante, actualmente prófugo, está acusado de robo doblemente calificado, por haberse cometido en lugar poblado y en banda, y mediante el uso de arma blanca en concurso ideal con homicidio agravado, criminis causa, y homicidio agravado causa en grado de tentativa.

publicidad.jpg
Compartila en las redes

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*