Su nombre es Bruno y pertenece a la raza Weimaraner. Este perro, que en las últimas horas logró una masiva popularidad en todo el país, integra la Brigada Canina de la Policía Local de Escobar, quien lo facilitó para el rastreo de pistas clave que lleven al esclarecimiento del secuestro y posterior asesinato de Anahí Benítez, de 16 años, en el Partido de Lomas de Zamora.

La menor había desaparecido de su casa el sábado anterior y su cuerpo sin vida fue encontrado el viernes en una reserva. Inicialmente se sospechó de un profesor de matemáticas, ya que amistades de la víctima mencionaron un “enamoramiento” entre ambos. A efectos de encontrar nuevas pistas (siempre relacionadas con la hipótesis inicial) Bruno fue llevado. Sin embargo, no manifestó nada en el allanamiento realizado en la casa del sospechoso. Por el contrario, al efectuarse una pericia de olor puro, el animal se dirigió decidido a una casilla ubicada a escasos 300 metros del lugar donde apareció el cadáver. Bruno olió algunas prendas de Anahí y cuando lo soltaron fue directo hacia la casa de Bazán.

Retomando la historia de este perro de singular talento en tareas de rastreo, pudo saberse que llegó a las manos de sus adiestradores (la instructora canina Raquel Peralta y su pareja, Diego Tula, guía de Bruno) por casualidad: “Se lo habían regalado a una amiga y, como ella ya no lo podía tener, me lo dio”, dijo Raquel, quien presta servicios en la Brigada Canina de Escobar desde hace un año y medio junto a su pareja y el perro.

Bruno cuenta en su haber con más de 80 operativos y su trabajo arrojó un saldo de cien por ciento de eficacia. Si bien el caso de Anahí le dio su popularidad, ostenta un record casi increíble. Tiempo atrás en Chivilcoy encontró un rastro a 30 kilómetros de distancia. Existen en Argentina numerosos perros entrenados para buscar olores específicos (drogas, pólvora, etc.) pero Bruno es el único certificado para rastros específicos. Busca lo que le hagan oler en el momento. Ya ha trabajado en Chivilcoy, Tres de Febrero, Baradero, e inclusive ha sido llamado desde otras provincias.

La Brigada Canina está integrada por otros cinco animales que son también adiestrados por Raquel y Diego, una labradora y cuatro ovejeros alemanes.

publicidad.jpg
Compartila en las redes

1 Comment

  1. Magnífico trabajo del pichico, loable, y mejor aún, destacable, ¡el trabajo de sus adistradores! Gente así necesitamos entre nosotros, con voluntad de mejorar, colaborar, esclarecer, dirimir, limpiar, concluir con el delito.
    ¡FELICITACIONES, RAQUEL Y DIEGO! ¡¡¡Escobar está orgulloso de ustedes!!!

Deja un comentario

Su Email no será publicado

*